• 651 833 885 - 619 775 891
  • info@marsotogrande.com

La burbuja de Sotogrande

La burbuja de Sotogrande

Sotogrande comienza al otro lado de la barrera y la garita de seguridad. No hay un alma en la calle. Las cinco de la tarde parecen aquí una hora somnolienta. No se oye un ruido. Tampoco hay aceras. Atravesamos casas y parcelas. Una moto. Badenes. Un tipo suda haciendo footing.

A la puerta de un club de golf nos espera un Jaguar descapotable. Nos guía hacia uno de los confines de la urbanización. Se detiene ante la rampa de acceso a una residencia. La puerta mecánica se abre. El Jaguar prosigue hacia lo alto, rodeando una edificación rectilínea, ribeteada de vegetación mediterránea, y esconde el morro bajo un porche de glicinias. A la entrada, espera un hombre de 53 años. Mediana estatura, voz agrietada, de nombre Luis. Prefiere no hacer públicas más señas. Ni apellidos ni títulos nobiliarios. Una ley no escrita en la comarca.

basmarsot017

Deja tu mensaje